sábado, 5 de enero de 2013

FELIZ NOCHE DE REYES...Y ROSCÓN!

Esta noche, noche de Reyes!!! Y como no podía ser de otra manera, en casa nos hemos puesto manos a la obra: roscón de reyes casero.

La receta, la de Webos fritos, ya que todo el mundo que la hace dice que le sale estupenda. Y siendo el primero, quería ir sobre seguro.

Claro que el resto seguro que no ha cometido la inconsciencia de querer hacer el roscón acompañado de tres criaturas dispuestas a colaborar en toooodo momento. Así que las siete horas de reposo de la masa de la receta original, en nuestro caso han quedado reducidas a tres escasas; y por toda decoración azúcar y almendras; eso si, tres habas en cada mini-roscón :).

Os dejo aquí la receta por si os apetece hacerlo para mañana. Tengo que decir que esta receta debe ser de verdad infalible, ya que a pesar de todo, están riquísimos!!!

ROSCÓN DE REYES
(Receta basada en la de Webos Fritos)

Para la masa madre
  • 75 ml de leche
  • 10 g de levadura fresca de panadería
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 130 g de harina de fuerza 
Para la masa
  • 60 ml de leche 
  • 70 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 huevos medianos
  • 20 g de levadura fresca de panadería 
  • 2 cucharadas de agua de azahar 
  • 450 g de harina de fuerza
  • 120 g de azúcar
  • La ralladura de dos naranjas
  • La ralladura de un limón
Para decorar
  • Almendras fileteadas
  • Azúcar humedecido
  • Frutas confitadas
  • Un huevo batido
En primer lugar, preparamos la masa madre. Deshacemos la levadura fresca en la leche, incorporamos el azúcar y la harina y mezclamos bien, hasta tener una bola de masa. 
La metemos en un bol de agua templada y esperamos a que flote.


Ahora ya podemos empezar con la masa del roscón: primero disolvemos la levadura en la leche. Luego, en un bol, ponemos la harina (tamizada) y empezamos a amasar y añadimos los huevos, el azúcar, las ralladuras de limón y naranja, la leche (que habíamos mezclado con la levadura) y la masa madre. Cuando está todo bien mezclado, incorporamos la mantequilla.
Dejamos reposar la masa unas 5 horas o hasta que doble su tamaño.


Ahora la dividimos en dos, hacemos dos bolas y un agujero en el centro. 


Los ponemos sobre una fuente de horno, los pintamos con huevo batido y dejamos reposar otras dos horas.Tras ese tiempo, los pintamos de nuevo con huevo batido y le echamos todas nuestras decoraciones por encima.







Horneamos 18-20 minutos a 180º. 







¡Feliz Noche de Reyes! Que os traigan sacos de salud, amor e ilusión...

1 comentario:

  1. A mi tambien me encantatu blog!!Me quedo por aqui!!! Besotes

    ResponderEliminar

Nos gusta leer todos vuestros comentarios y opiniones, así sabemos que estáis ahí. Gracias por participar!